hipoteca o alquiler

¿Hipoteca o alquiler? Una decisión importante

Posted by

Y ante este tipo de momento la gran pregunta se encuentra relacionada con si se compra una casa o si se alquila. En el primero de los casos habrá que comenzar a pagar una hipoteca, mientras que en el segundo la responsabilidad se encontrará en el abono mensual de un alquiler. Decidir una u otra opción dependerá mucho del tipo de vida que esté teniendo o quiera tener cada tipo de persona.

Las ventajas de la hipoteca

Una hipoteca es uno de los pasos fundamentales en el desarrollo de una vida tradicional. Es frecuente que las personas, una vez han alcanzado su madurez, busquen un trabajo, encuentren alguien especial, se casen, compren una casa y tengan hijos. Este ha sido el modelo clásico, aunque cada vez más se están viendo personas que huyen de este tipo de compromiso por medio de un estilo de vida más libre y flexible. Pero la hipoteca continúa jugando un papel clave entre millones de personas en todo el mundo.

Comprar una casa y tener una hipoteca es, sin lugar a dudas, el modelo más adecuado para las personas que hayan formado una familia o que estén pensando en una. Significará que tendrán una propiedad a su nombre en la que sabrán que siempre tendrán alojamiento y donde también podrán cobijar a sus hijos.

Al mismo tiempo, será un valor importante para el perfil de las familias, que podrán apoyarse en la propiedad a la hora de, por ejemplo, pedir un crédito para pagar la universidad de los hijos. Además, existe la lógica de que al pagar mensualmente una hipoteca no se está tirando el dinero, sino que se invierte en algo tangible de lo que se es propietario.

El único problema es que una hipoteca es un compromiso a largo plazo, lo que significa que esos recibos mensuales no se pueden dejar de pagar para no tener el riesgo de perder la propiedad y todo lo que se ha pagado hasta entonces. A fin de no tener problemas inesperados, las familias contratan seguros de vida que cubren a los padres por si uno de los dos falleciera, para que así la hipoteca estuviera cubierta.

Esto garantiza que no habrá sorpresas y que la vivienda no se perderá en aquellos casos más trágicos, como cuando se produce, en lugar del fallecimiento, una invalidez absoluta que impida trabajar.

El alquiler, otro punto de vista

Tal y como se mencionaba, optar por el alquiler o la hipoteca depende del perfil de vida que tenga cada persona. En los casos de aquellos individuos que no quieren vincularse a un mismo lugar, lo preferible es elegir el alquiler, dado que los contratos de estos se reducen a periodos de tiempo limitados y no suele haber problemas en reducirlos dependiendo de la necesidad. También es una buena recomendación entre aquellas personas que no tengan intención de formar una familia, que quieran disfrutar de la vida de una manera distinta, tanto solos como en compañía.

El alquiler tiene menos responsabilidades. Si se produce un accidente siguiendo el ejemplo previo, la familia o la pareja no tendrán que afrontar el pago de la hipoteca ni de ningún tipo de mensualidad. Es otra forma de vivir, pero también se tiene en cuenta, como característica negativa, que los pagos mensuales del alquiler no acaban teniendo una repercusión futura.

hipoteca o alquiler

Esto se debe a que se paga una cantidad mensual como forma de asegurarse la residencia, pero sin que esta cifra proporcione algún tipo de propiedad. Para muchas personas, quienes prefieren una hipoteca, el alquiler es como si estuvieran tirando el dinero en un saco roto.

Depende de cada persona

Se puede concluir, por lo tanto, que elegir una hipoteca o un alquiler es un factor que viene a depender del estilo de vida por el que apueste cada tipo de persona. No hay una opción más recomendable que la otra, puesto que ambas tienen características positivas y negativas. Las hipotecas mantienen a las familias fijan en un mismo lugar y les producen una responsabilidad a la cual no pueden dar la espalda, pero tienen una propiedad a su nombre y la garantía de contar siempre con un lugar propio donde dormir.

Y los alquileres no crean lazos que impidan tener libertad para mudarse de ciudad o incluso de país, siendo además una forma de no tener compromisos que puedan afectar a la familia si algo llegase a ocurrir, pero sin proporcionar una propiedad a cambio del pago de las mensualidades.

Ambos tipos de opción para la vivienda se han expandido desde mucho tiempo y conviven de manera que cada persona puede elegir su método ideal. E incluso se producen situaciones en las que hay personas que pagan hipotecas para poner esas viviendas en alquiler y que se auto-paguen, siendo también un concepto muy viable. En definitiva, cada persona busca su beneficio y elige en base a sus deseos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *